top of page

Conceden la incapacidad a una fotógrafa con una afección dorsal severa.

El Tribunal Superior de Justicia de La Rioja ha concedido la incapacidad permanente total para su profesión a una fotógrafa aquejada de una escoliosis dorsal severa y otras dolencias de origen facetario.


Inicialmente el juzgado de lo social de Logroño rechazó su solicitud y condena a la Tesorería General de la Seguridad Social y al INSS a abonarle una pensión vitalicia y mensual equivalente al 55% de su base reguladora más las revalorizaciones que procedan.


La Sala pone en relación las patologías y limitaciones orgánicas y funcionales acreditadas por la trabajadora de cara a desarrollar tareas que requieran mantener posturas fijas, así como realizar esfuerzos y carga durante gran parte de la jornada laboral. A ello se suma, según los magistrados, la ausencia de respuesta a los diversos y múltiples tratamientos que ha seguido para mejorar su situación. “Teniendo en cuenta que los requerimientos de su profesión habitual de fotógrafa conllevan una carga moderada tanto para la columna dorsolumbar como para el manejo de cargas, sedestación, y bipedestación estática y dinámica, la Sala entiende que está incapacitada para la realización de las mismas durante una jornada laboral con un mínimo de rendimiento, eficacia y profesionalidad”, concluye el tribunal.



0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page